Pumori
Yoga Shala

Pumori Yoga Shala está pensada para ti. Una sala amplia y luminosa donde encontrarás la paz exterior e interior. Ubicada en una zona accesible y tranquila de Huarte, y equipada con todo el material para darte el soporte necesario durante tu clase.  

DSCF8621_s.jpg

Practica Yoga con nosotras

Sea cual sea la clase que elijas, estamos aquí para ayudar y guiarte en tu práctica de yoga. El camino de cada practicante es distinto, por eso adaptamos el yoga a tus necesidades y no al revés.

beautiful-shot-of-torres-paine-national-park-magallanes-region-in-chile.jpg

Acerca de Pumori

Pumori es una montaña del Himalaya cuyo nombre en el idioma sherpa significa ‘’hija de la montaña’’. En la frontera entre Nepal y China, y a apenas 8 kilómetros del Everest, es conocida como la ‘’hija del Everest’’ entre alpinistas.

Vale, bien…pero, ¿qué tiene que ver una montaña del Himalaya con un centro de yoga en Huarte?

 

Mientras buscaba un nombre para el centro de yoga, y después de haber descartado muchos otros nombres que no me convencían mucho, una amiga y amante de la montaña y del Himalaya me sugirió ‘Pumori’. Tras leer el significado del nombre, me quedó claro que este sería el nombre del centro. 

Por una parte, el yoga nació en la India hace miles de años y desde entonces siempre ha habido yoguis que fueron al Himalaya a practicar y meditar en solitud y recogimiento. La conexión entre el yoga y el Himalaya es muy estrecha.

Por otra parte, a nivel personal, la razón por la que me enamoré de Navarra es su cercanía al monte y conexión con las montañas. Para mí, la montaña tiene algo muy especial y vibra con una energía poderosa. Una energía que espero compartir en Pumori Yoga Shala.

Picture 1.png

Ashley Dawn

Pumori Yoga

Aunque siempre me interesaba, mi acercamiento al yoga no fue hasta 2017 cuando, como muchas otras personas, empecé a practicar siguiendo videos de YouTube. Después de varios meses practicando a diario en casa me apunté a clases de yoga Iyengar; un estilo que practiqué durante un año y que me enseñó muchísimo, ayudándome a aprender la importancia de la alineación y los soportes en la práctica de asanas. 

En 2018 me mudé a Navarra; donde, una vez más, noté una fuerte conexión con la naturaleza, esta vez siendo las montañas y los bosques con los que conectaba. Es a partir de ahí que el yoga me transformó la vida. Ya no lo veía tan solo como una práctica de asanas, entonces me acerqué a los otros aspectos del yoga, integrándolos en mi vida.

 

Tomé la decisión de formarme como profesora de yoga en un momento de muchos cambios. Me formé de profesora de Hatha-Vinyasa Yoga (YTT-500h) con Marta Baena en Yoga Studio Pamplona y empecé a impartir clases de yoga de varios estilos en Pamplona al terminar la formación.

Acerca de Ashley

Soy canadiense de origen; nací y crecí en la isla de Terranova, en el este de Canadá. A pesar de ser de la ciudad, siempre he sentido una fuerte conexión con la naturaleza; algo que supongo que sentimos todos los y

las canadienses. De niña, pasé mis veranos haciendo camping en el bosque y corriendo descalza con mi hermana pequeña, y mis inviernos jugando en la nieve y disfrutando de las tormentas de nieve que hacían temblar las casas.

Ese lugar mágico y la cercanía a los bosques y el océano que tenía durante mi niñez han hecho que la naturaleza sea tan importante en mi vida. Hoy en día, el yoga me trae serenidad, haciéndome sentir enraizada y conectada aún más con la naturaleza.

En 2014 hice de España mi nuevo hogar, después de varios años viviendo en diferentes lugares.

Durante el confinamiento de marzo a mayo de 2020, empecé una formación de Yin Yoga (50h) con Anna De Toni, en YogaPrem (Barcelona). Una formación que finalmente terminé en la primavera de 2021, debido a circunstancias relacionadas con la pandemia.

 

Siempre con ganas de seguir aprendiendo y profundizando, aproveché del verano y otoño de 2021

de hacer una formación de Yoga para la Inclusión (60h) con Yoga Sin Fronteras (Barcelona) y otra de Breathwork y Pranayama (60h) con Laurent Roure (Londres).

 

Estas dos últimas formaciones me han hecho ampliar mi visión del yoga y para quién es el yoga. El yoga es un abanico amplio de prácticas y conceptos, y puede ser adaptado a todas las personas y sus necesidades. 

 

Como profesora de yoga, quiero transmitir la importancia de escuchar a nuestros cuerpos y buscar nuestro propio equilibrio, tanto durante la práctica de yoga como en nuestro día a día. 

Llegué al yoga hace 5 años gracias a que me regalaron unas clases, y cuando lo probé me encantó. Me encantó lo que me proporcionaba en mi cuerpo físico, pero lo que me enganchó fue que sin darme cuenta, poco a poco, mi mente iba cambiando, me di cuenta que me enfrentaba a situaciones de mi día a día de una manera más tranquila, más calmada, tomando distancia y esto me llevó a querer experimentar y conocer más, comencé a meditar y a formarme.

 

Comencé con un curso de Hatha y Vinyasa Yoga (500h), de la mano de Fisiomyoga realicé un curso de escoliosis y otro de cadenas musculares, saqué la Titulación de Instructora de Yoga oficial (430h y 120h de prácticas) y, recientemente, he realizado la formación de especialización en Hatha Yoga (120h y 90h de prácticas).

Entiendo el yoga de una manera holística en donde todo afecta a todo. Me centro mucho en la biomecánica del cuerpo dando mucha importancia en trabajar:

- El cuidado del cuerpo, la columna vertebral, las articulaciones como rodillas, hombros, caderas, los músculos...

- Un buen hábito postural

- La consciencia corporal, con una autoescucha y una auto-observación de cada practicante.

Consiguiendo de esta manera un cuerpo más funcional y activo.

 

Acerca de Amaia

2.png

Amaia

Trabajo con todos los elementos que tenemos a nuestro alcance (bloques, mantas, bolsters, pared, cinturones, sillas...) para facilitar/adaptar la práctica a todas las personas que vengan a la sala, presenten alguna patología (hernias, escoliosis, problemas en las caderas, rodillas, ...) o no. 

Como dijo en una frase Krishnamacharya: "Es el yoga el que debe adaptarse de forma correcta a la persona, no la persona al yoga".

Y todo esto trabajando desde la progresión, la constancia, la alegría y el amor obtendremos los beneficios tanto físicos como mentales.

 

¡Namaste!

Soy Yolanda: mujer, madre, pareja, hija, hermana, amiga…soy todas las mujeres que habitan en mí.

Siempre he pensado que existe una conexión muy fuerte entre cuerpo, mente y ser. Y de ahí, nace mi interés por el mundo del yoga; disciplina que descubro hace ya unos años, justo en un momento en el que estaban ocurriendo cambios muy fuertes y potentes en mi vida y, sin duda, la práctica de yoga me ayudó mucho a mantenerme presente, centrada y consciente. 

Desde la primera clase supe que había llegado para quedarse en mi vida y desde entonces me acompaña.

Acerca de Yolanda

1.png

Yolanda

La fascinación fue tal que decidí formarme como profesora con el objetivo de que otras personas pudieran tener la oportunidad de experimentar aquello que a mi tanto me aportaba a nivel físico, mental como emocional.

Me formé como profesora de Hatha y Vinyasa y poco a poco fui haciendo diversas especializaciones (Yoga para la mujer: concepción, embarazo y posparto, Yoga Nidra, Yoga Hormonal, Yoga para Suelo Pélvico, entre otras).


Otra de mis grandes pasiones en la vida es el mundo de la maternidad, por eso, también soy Doula, asesora de lactancia, instructora de hipnoparto y facilitadora de ceremonias de maternidad.

Tras ser madre, auné mis dos grandes pasiones y desde entonces acompaño a las mujeres en sus diferentes procesos: búsqueda de embarazo, embarazo y posparto a través del yoga y el acompañamiento individual y/ o grupal, y a través de diversas sesiones y talleres relacionados con el tema de la maternidad.

Me siento afortunada de poder rodearme de mujeres y no dejar de maravillarme por el poder que tenemos de crear y de sostener la vida.

Me encontrarás en la Shala impartiendo las clases de Yoga Prenatal, sesiones de Yoga Nidra y talleres puntuales.

¡Nos vemos en la esterilla!